La Ley Crea y Crece plantea implementar la factura electrónica para todas las empresas y autónomos en sus relaciones comerciales a partir del 2025. ¿Pero qué es la Factura Electrónica? ¿Cuáles son sus ventajas? Desde SP ASESORES te lo explicamos en este artículo.

La Factura Electrónica va a transformar y optimizar de manera eficiente muchos de los procedimientos en el ámbito empresarial. Su próxima implantación obligatoria acelerará de forma inminente una asignatura pendiente para muchas empresas y trabajadores autónomos: la digitalización de las empresas. Con la facturación electrónica se va a conseguir, además, hacer más efectivo el objetivo de la Administración de luchar contra la morosidad y el fraude fiscal, objetivo de dos leyes complementarias pero distintas: La Ley Crea y Crece y la Ley de Medidas Antifraude.

¿Qué es la facturación electrónica?

La facturación electrónica no es más que la digitalización de las facturas que las empresas o trabajadores autónomos emiten actualmente en papel, lo que sirve para justificar ciertas operaciones comerciales o financieras.

Es decir, que el concepto de factura no cambia y tiene los mismos efectos legales, pero el formato en el que se expide y recibe es electrónico. Ahora bien, su expedición está sujeta al consentimiento de su destinatario, cosa que no ocurre con las facturas tradicionales de papel.

Las facturas electrónicas son obligatorias en los intercambios comerciales con el sector público. En España, la factura electrónica pasó a ser obligatoria en enero de 2015 para todos aquellos proveedores de la Administración Pública cuyas facturas superen los 5.000 euros. Como consecuencia, todas las empresas que tienen relaciones comerciales con las administraciones públicas tuvieron que adaptarse al nuevo modelo y enviar sus facturas a través de un formato estructurado conocido como Facturae.

Las ventajas de la facturación electrónica

Realmente ofrece muchas ventajas frente al sistema de facturación tradicional, que pronto quedará obsoleto. Estos son algunos beneficios de su uso:

  • Ahorro económico.
  • Ciclos de tramitación más cortos.
  • Menor probabilidad de fraude.
  • Menor impacto medioambiental.
  • Reducción de errores humanos.
  • Ahorro de espacio de almacenamiento.
  • Acceso rápido y ágil.
  • Mayor seguridad en el envío.

La única desventaja será la imposición a empresas y autónomos de hacerse con un programa de facturación, con el consiguiente coste y proceso de aprendizaje.

Si tienes dudas sobre la implantación de la Factura Electrónica y quieres asegurarte de cómo hacerlo correctamente, no lo dudes y contacta con SP ASESORES. ¡Acompañamos a las empresas y autónomos/as en este proceso de cambio y adaptación a la nueva legislación para alcanzar el éxito!

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar