Desde SP ASESORES pensamos que la PLANIFICACIÓN FINANCIERA es de vital importancia para su correcta gestión de las empresas, y por ello debe ser guiada, apoyada y asesorada por un profesional para descubrir las necesidades financieras y marcar estrategias, un buen plan financiero es un gran aliado.

Se debe de analizar en profundidad las particularidades financieras y contables pasadas, presentes y futuras de cada empresa.

Este articulo intenta focalizar sobre todo en la gestión de recursos financieros, de forma especial en el circulante de las empresas.

El término Circulante es un concepto clave para la empresa, hace referencia a aquellos bienes y derechos de los que la empresa podrá disponer a corto plazo, es decir, lo que se convierte en liquidez de forma inmediata.

Cuando una empresa quiere financiar su circulante pretende dotar de recursos suficientes para la cobertura de todas las necesidades creadas no precisamente por una inversión a no ser que esta no se haya realizado a largo plazo con recursos propios o ajenos, como siempre aconsejamos en SP ASESORES, sino que esta financiación del circulante es normalmente debido a necesidades financieras por el gasto corriente.

La financiación a largo plazo se puede efectuar a través de capital o reservas, y en la mayoría de las ocasiones a través de deudas como son prestamos, leasing etc. siempre teniendo en cuenta por ejemplo los retornos de la inversiones o flujos de caja futuros, calculados con métodos como la Tasa Interna de Retorno TIR y el Valor Actual Neto VAN , se denomina recursos propios y fondos o recursos ajenos o endeudamiento.

Las fuentes financieras externas de la empresa pueden ser a corto plazo (hasta 12 meses) o a largo plazo (más de 12 meses), ambas fuentes se les denomina exigible, ya que tienen un vencimiento concertado para ser amortizadas o devueltas.

Se denomina autofinanciación a los recursos generados, fruto de su propia actividad económica.  En un enfoque estricto y que en SP ASESORES no aplicamos en nuestros estudios y análisis, se tiende a considerar que la autofinanciación sólo está integrada por las reservas, nosotros creemos sin embargo, analizando desde una perspectiva más amplia que se podrían añadir las amortizaciones e incluso las previsiones, es decir el CASH FLOW OPERATIVO.

En definitiva la autofinanciación sería los recursos generados menos la retribución a los accionistas constituyen la autofinanciación.

La autofinanciación tiene ciertas ventajas ya que permite a la empresa gozar de una mayor autonomía y menor será la dependencia sobre fuentes alternativas de financiación externa, y principalmente es que no tienen un coste explícito, junto a estos dos puntos se suma que una fuente a largo plazo, es decir, forma parte de los recursos permanentes y mejora ostensiblemente nuestra imagen y poder de negociación con bancos.

Solo podemos tener un par de Inconvenientes de la autofinanciación desde la perspectiva de SP ASESORES, y es que, al no ostentar un coste explícito, puede inducir a cometer errores en la aplicación de las tasas de actualización, sobre todo en los procesos de inversión junto a que sean los accionistas los que asuman un mayor porcentaje de riesgo.

La política de endeudamiento diseñada por la empresa o nuestra CONSULTORIA FINANCIERA EN SP ASESORES vendrá determinada por la filosofía empresarial de los gestores, por los condicionantes externos, por el nivel de rentabilidad, además no siempre las empresas pueden recurrir a la autofinanciación o a nuevos recursos de los accionistas y en las pymes en la mayoría de las es necesario utilizar la deuda externa.

Las razones y motivos más corrientes de utilizar deuda externa suelen ser:

  1. Un crecimiento en la demanda de inversión que exija aportación de fondos necesarios para su desarrollo, superior a la posibilidad de los accionistas.
  2. Desinterés del accionista para aportar fondos.
  3. La necesidad por parte de la empresa de disponer de fuentes mixtas de financiación, ya que no todas son necesariamente a plazo indefinido, como el caso de los capitales propios, sino que pueden precisar de un vencimiento, y, en cuyo caso, poder cancelarla. De esta forma se dejaría de asumir dicha obligación.

Toda empresa que esté pensando o necesite endeudarse ya sea por inversiones, estrategias de expansión, etc. deberá estudiar y analizar cuáles son sus limitaciones para endeudarse y saber sobre la capacidad real de endeudamiento ya que una deuda obliga a su retorno en los plazos convenidos, lo cual ocasiona disponer de fondos en ese momento, y también da lugar a unas cargas financieras que producirán una disminución de los beneficios.

Por ello en la CONSULTORIA FINANCIERA EN SP ASESORES creemos que es necesario que la empresa determine su nivel máximo de endeudamiento deseado, que permita un equilibrio entre sus inversiones y sus fuentes de financiación, y que sea asumible.

Efecto negativo sobre la solvencia partiendo que cuando una empresa carece de deuda, la solvencia de esta es absoluta y en la medida que la empresa se va endeudando, se produce un efecto sobre la solvencia que se debe considerar.

Una regla básica que nunca deberíamos incluir en nuestra planificación financiera y de inversiones es pensar que los recursos permanentes o financiación a largo plazo deben financiar al inmovilizado sea cual sea la inversión, y a su vez las inversiones en activos circulantes que no sean financiados con deudas a corto plazo.

Esta última regla ayudará a que mejoremos nuestra autonomía financiera que siempre dependerá de su grado de endeudamiento.

Las inversiones se miden y analizan precisamente con costes de oportunidad, rentabilidades, retornos, tasas de actualización, flujos futuros de caja, con métodos como el TIR, VAM como métodos mas sencillos y actualiza respecto a rentabilidades esperadas y tasas de descuentos, y en esa fase o estrategias de cualquier empresa siempre hablaríamos de FINANCIACION A LARGO PLAZO.

La CONSULTORIA FINANCIERA EN SP ASESORES asume por experiencia que la financiación que normalmente produce mayor tensión financiera, estrés, problemas diarios de financiación, quebraderos de cabeza a cualquier director financiero o al propio empresario es LA FINANCIACION DEL CIRCULANTE.

La Consultoría Financiera y con el análisis de sus indicadores las empresas pueden anticiparse a los problemas y con ello evitar tensiones financiaras que al final afecten a la salud económica y con ello a la sostenibilidad y viabilidad del proyecto integral.

Las empresas se pueden encontrar con problemas financieros, incluso obteniendo beneficios en su Cuenta de Resultados, un crecimiento en volumen de negocio, nuevas inversiones, sin una planificación financiera adecuada puede ocasionar lo que se conoce la caída hacia adelante en economía.

Por ello el diseño del modelo de financiación del circulante (inversiones a corto plazo) lo debe realizar cada empresa a su medida y determinar la cantidad de recursos, su procedencia, su coste y el riesgo que comporta, serán condicionantes de la política adoptada, siempre asumida por el departamento financiero o apoyada en consejos como los que proporcionamos en nuestra CONSULTORIA FINANCIERA EN SP ASESORES.

Para conseguir una correcta gestión financiera del circulante, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Analizar las rotaciones del activo circulante, es decir, el número de veces que por término medio se renuevan las inversiones a corto plazo.
  • Conocer las posibilidades de financiación espontánea.
  • Diseñar el endeudamiento complementario, así como el origen y características de los fondos a emplear.
  • Los desajustes de flujos de caja (Cash Flow) y la mala gestión del fondo de maniobra impiden lograr un confort financiero que permita la gestión eficiente de la empresa.

Las rotaciones obedecen sólo a una parte de la inversión que se va renovando, pero existe otra como son los STOCK OPERATIVOS Y SALDOS MÍNIMOS DE SEGURIDAD que puede considerarse como inversiones permanentes de la empresa, y por ello deberían financiarse siempre a largo plazo con recursos propios o externos a largo plazo.

Respecto de la financiación espontánea es consecuencia de la propia existencia de la empresa y de que ésta convive en unas relaciones con sus proveedores, clientes, acreedores, administraciones públicas, sus trabajadores, etc., que le permita diferir en el tiempo el pago de sus gastos y consumos o recibir anticipos de sus clientes.

La cuantificación de las necesidades de inversión en circulante debe atenerse al estudio de las fuentes de financiación espontáneas de cada empresa y los cálculos del diferencial de los puntos anteriores, de las posibilidades de acceso a fuentes ajenas y claro al cálculo del coste del uso de estas.

Cuando el volumen de créditos espontáneos disponibles no es suficiente, o cuando la cobertura de la inversión en circulante produce un desequilibrio temporal en el proceso de inversión-financiación, se debe recurrir a la captación de otros recursos financieros cuya característica radica, en su carácter de financiación onerosa, es decir deberán las empresas soportar costes financieros, que afectarán a la cuenta de explotación directamente.

Las fuentes normales de financiación a corto plazo son tales como:

  • Préstamos.
  • Pólizas de créditos.
  • Descuento comercial
  • Descuento de certificaciones
  • Créditos documentarios
  • Descubiertos en cuenta
  • Factoring
  • Renting
  • Confirming

Cada una de ella tiene un propósito, una función, un objetivo, un coste, y en ocasiones las pymes suelen confundir las necesidades financieras a corto plazo para casa situación adecuada, o son las propias entidades financieras las que orientan según sus intereses y estrategias, que responden a ciertas dudas y preguntas como son estos ejemplos:

¿Cómo puedo mejorar mi fondo de maniobra e índices financieros?

¿Sabemos cuál es la situación y salud financiera de nuestra empresa?

¿Cuál es mi Stock Financiero Operativo adecuado?

En SP ASESORES, en nuestra área de CONSULTORIA FINANCIERA, analizamos y definimos objetivos, hacemos un seguimiento evaluado de su negocio de forma personalizada, proponemos mejoras y herramientas financieras y facilitando la gestión empresarial, desde estudios financieros a implementación de eficientes herramientas de control financiero como son previsionales de tesorería, Planes Financieros, etc.

Mejoramos vuestra relación financiera con terceros con el objetivo de establecer un Confort Financiero que permita a las empresas mejorar su relación de cobros y pagos con proveedores, clientes, y entidades financieras, asesorando en productos adecuados para cada situación.

 Adecuamos tu estructura financiera a tu estructura económica, trabajando sobre tu Balance de Situación para que se adapte a las necesidades de tu cuenta de resultados y evitemos situaciones de Tensión Financiera que ponen en jaque la gestión de las empresas.

Analizamos estableciendo Conclusiones y Soluciones.  

SOLICITE INFORMACIÓN

 

 

 

Share This