Paco Pérez Sidera, socio – consultor económico financiero de SP ASESORES, impartió una charla informativa para la mejora de la gestión en asociaciones, bajo el título ‘Cómo mejorar la gestión en asociaciones locales y comarcales’. Esta charla, organizada por la Asociación para el Desarrollo Integral de La Manchuela Conquense y el Ayuntamiento de Quintanar del Rey, estuvo dirigida a asociaciones sin ánimo de lucro (culturales, deportivas, juveniles, jubilados, medioambientales, etc…).

A continuación, desarrollamos las ideas principales que Paco Pérez Sidera ofreció a los asistentes a esta charla.

La importancia del Tercer Sector

No se puede entender la sociedad, tanto en países desarrollados como en países en vía de desarrollo, sin el Tercer Sector, que lo conforman el conjunto de entidades privadas, semipúblicas, públicas que no tienen fines lucrativos en general, asociaciones y fundaciones principalmente sin ánimo de lucro.

Suelen desarrollarse en entornos, ecosistemas o zonas de actividad donde los estados de bienestar social no pueden llegar por diversos motivos, y en sectores muy diversos que no son atractivos para desarrollar negocio para empresas u organizaciones, y siempre persiguiendo fines de interés general que destinen directa o indirectamente a dichos fines al menos el 70% de sus rentas o ingresos.

Entre las actividades que pueden desarrollar están: defensa de los derechos humanos, de las víctimas del terrorismo y actos violentos, los de asistencia e inclusión sociales, cívicos, educativos, culturales, científicos, deportivos, sanitarios, laborales, de cooperación para el desarrollo, de promoción del voluntariado, defensa del medio ambiente, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, etc.

Obligaciones en materia fiscal, contable o mercantil

Tienen ciertas obligaciones que deben cumplir:

  • Transparencia y acceso a la información si perciben ciertas cantidades de ayudas o subvenciones públicas.
  • Información institucional y organizativa.
  • Información económica y presupuestaria.

También tienen las asociaciones y fundaciones obligaciones en materia fiscal, mercantil y contable para estas entidades que cumplen los requisitos del Titulo II de la Ley 49/2002, sobre Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines de Lucrativos.

Estas organizaciones tienen unas obligaciones fiscales, contables y mercantiles según siempre unos parámetros, ya sea por volumen de ingresos y que cumplan plazos de ejecución de las rentas o ingresos para sus fines, etc., y por ello unas están totalmente exentas y otras están parcialmente exentas de fiscalidad y tributan al 10%, otras al 25%. La exención afecta también a impuestos locales como el IBI, etc.

Según volumen deben o no presentar IMPUESTO DE SOCIEDADES, si tienen ingresos de más de 75.000 euros o ingresos de más de 2.000 € de rentas no exentas. Además, según actividades, hacer liquidaciones de IVA, prorrata, etc.

Cuando los volúmenes de facturación o los tipos de ingresos, activos, etc. de estas entidades sobrepasen unos límites establecidos, deben por ejemplo en unos casos hacer auditoría de cuentas, además de depositar en los registros oportunos estatales o autonómicos las cuentas, etc.

Deben llevar todas un libro diario y un libro de inventarios y cuentas anuales según el art. 25.1 L.F., pero si su volumen obliga o aconseja llevar una contabilidad adaptada al RD 1491/2011 al PCESFL 2013 o PCPMESFL 2013. Otros libros serian el de actas, libros de planes de actuación, etc.

En definitiva, pueden hacer actividades económicas según su objeto o finalidad estatutaria. Si no es así hay limites para hacer otras actividades y no dejar de estar afectadas por esta ley de entidades sin ánimo de lucro.

Rentas exentas serian, por ejemplo:

  • Donativos y donaciones para colaborar con estos fines.
  • Cuotas de asociados, colaboradores, benefactores, etc.
  • Ciertas subvenciones.
  • Rentas de ciertas explotaciones económicas.

Otro tema importante son las RESPONSABILIDADES según el art. 15 de la ley orgánica 1/2002 de 22 de marzo, tanto para las propias asociaciones como las personales de las personas que conforman sus órganos de gobierno, fundaciones e incluso representantes o patronatos, que puede afectar al ámbito civil, administrativo e incluso penal.

Las asambleas generales, los órganos de gobierno o equipos de gestión deben responder e informar como mínimo una vez al año de la gestión y situación de la entidad. Los miembros, por cierto, pueden percibir ciertas retribuciones si los estatutos los prevén, así como las relaciones laborales con socios o miembros de la junta o equipo de dirección.

En resumen, este Tercer Sector tiene unas peculiaridades en varios ámbitos, como hemos visto, por ello aconsejamos siempre ir de la mano de profesionales. En SP ASESORES contamos con especialistas de este sector para prestar servicios adecuados a estas entidades.

 

Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar