Se inicia la cuenta atrás para el cierre fiscal y contable de 2023, tenemos que hacer revisión de nuestra contabilidad y fiscalidad con el objetivo de poder optimizar, en la medida de lo posible, las ventajas que la normativa nos permite.

Si bien es cierto que se debe planificar la fiscalidad de sociedades y socios, autónomos, etc.  desde el inicio de año, ahora sí que se inicia la cuenta atrás para el cierre fiscal y contable de 2023, tenemos que hacer revisión de nuestra fiscalidad y contabilidad al objeto de poder optimizar, en la medida de lo posible, las ventajas que la normativa nos permite.

Ahora es el momento en el que debemos analizar no solo la evolución económica que ha llevado nuestra cuenta de resultados, analizar indicadores y métricas, si se ajusta a nuestro presupuesto, cuadro de mandos  o expectativas del ejercicio cuando empezó el año, sobre todo con las dificultades en costes y financieras que han sobrepasado cualquier previsión a corto plazo debido al IPC, costes financieros y laborales, incremento de materias primas, etc.

Este análisis económico financiero es necesario para tomar medidas estratégicas de cara al ejercicio próximo, sobre todo después de analizar el otoño y la situación coyuntural de cada caso específico y el general de la economía.

La PLANIFICIACION FISCAL no puede esperar a que llegue el ejercicio 2024, por tanto, ya seamos personas físicas (autónomos), como sociedades capitalistas (Sociedad Limitada S.L., Sociedad Anónima S.A.), cooperativas, etc. tenemos que calcular gastos e ingresos de este fin de ejercicio  que nos quedan por contabilizar y recibir, para planificar nuestra fiscalidad, hacer los ajustes contables y extracontables, correcciones, etc.

Para ello no debemos olvidar las últimas reformas, los nuevos incentivos fiscales, la prórroga de medidas temporales, las bonificaciones y deducciones, etc. y que, si no estamos atentos y bien informados, podemos dejar perder beneficios fiscales con el coste que ello puede suponer para nuestros bolsillos y la rentabilidad de nuestras empresas.

Son muchísimas las circunstancias a tener en cuenta y aplicar en los cierres de ejercicios, como son las que afectan a las sociedades y autónomos de nueva creación con tributaciones reducidas en el impuesto sociedades con tipos del 15%, las amortizaciones bien planificadas, gastos y provisiones, otros como los saldos a provisionar como son los  de moroso o incobrables, deducciones importantes en I+D, las reservas de nivelación y capitalización, ventajas en empresas de reducida dimensión, periodificación de ingresos y gastos, inventarios, y otras correcciones de valor de los activos, revisión de pagas extras, etc.

Los sistemas de previsión social y sus aportaciones deducibles en el impuesto de sociedades y sin coste fiscal para los trabajadores y socios.

Atentos también a la reciente reforma de la Ley General Tributaria, novedades en aplazamientos de impuestos, nueva fiscalidad de las sociedades civiles, etc.

En SP ASESORES atenderemos y aclararemos sus dudas y lo más importante, usted recibe el asesoramiento fiscal personalizado a su situación concreta y con las máximas garantías y eficiencia, buscando siempre rebajar la factura fiscal con las ventajas que la normativa nos permite.

+ INFORMACIÓN
Share This